Por qué el CTR es indispensable para la estrategia de marketing de tu institución educativa

Para asegurarte de que la campaña de marketing digital de tu institución educativa vaya viento en popa, es necesario identificar la efectividad de cada una de sus etapas. El CTR evalúa tu puerta de entrada, y aquí te contamos cómo lograr que sea la más llamativa.

¿Qué es el CTR?

En marketing digital, el CTR (Click Through Rate) es un KPI clave. Para refrescarte la memoria, recuerda que un KPI es una cifra —las hay de muchas clases— que te indica qué tan bien está rindiendo una empresa, un plan organizacional, o una estrategia de marketing. El CTR es una cifra, siempre calculada en forma de porcentaje, que te indica el número de clicks que tiene un link o un anuncio respecto al número de impresiones que genera.

Y ¿qué es una impresión?

Una impresión sucede cada vez que tu contenido o anuncio es potencialmente visto por alguien. A veces, dicho contenido/anuncio lleva al usuario a dar click en él.

Una impresión, sin embargo, no siempre equivale a un click. Es por ello que el CTR resulta muy útil y permite indagar en el engagement que tu contenido está generando realmente.

Digamos que has publicado un anuncio en Facebook que invita a visitar el sitio web de tu institución educativa para realizar un test vocacional; si ese anuncio fue visto 1000 veces, pero sólo recibió 15 clicks, quiere decir que tu anuncio no está siendo lo suficientemente atractivo u ofreciendo información lo suficientemente útil.

¿Cómo se calcula?

El CTR será (número de clicks) ÷ (número de impresiones) x100

En este caso: (15 ÷ 1000) x 100 = 1.5

Tu CTR es del 1.5%

¿Cómo puedo mejorar mi CTR?

La respuesta es simple y compleja a la vez: necesitas una sólida estrategia de SEO.

Considera estos consejos para empezar:

Mantén coherencia y estructura en tus campañas

Concéntrate en un solo producto y una sola categoría. Esto te ayudará a elegir las palabras clave correctas y dar al blanco en tu audiencia objetivo. Menos es más; utiliza pocas keywords, pero de mucha calidad.

Dale a los usuarios lo que están buscando

Crea textos e imágenes dinámicas y atractivas, simples y fáciles de leer, que ofrezcan contenidos de alta calidad.

Una imagen vale más que mil palabras

No hables de tu institución educativa, ¡muéstrala! Los videos e imágenes son particularmente llamativos y poderosos. El objetivo es picar la curiosidad y el interés inmediatamente. Una vez más, brevedad y calidad son lo más importante.

Cuando emplees texto, que sea bueno

No te fíes de más en tus visuales, la elección de palabras que hagas también dirá mucho de tu institución.

Escoge un buen título

Relevante, atractivo, claro y al grano. Es lo primero que usuarios y usuarias verán y lo que les hará decidir si interactuar o no con tu contenido. ¡Sé original! e incluye tus palabras clave.

Utiliza palabras clave específicas

En el mar de opciones irrelevantes para los usuarios, encontrar exactamente lo que quieren es lo que te diferenciará de la competencia.

Optimiza tus landing pages

Coordínalas con las palabras clave de tus anuncios y contenidos para aumentar clicks de calidad, no clicks inútiles.

El CTR es una meta, pero también una herramienta. No te desanimes al ver un CTR bajo, mejor úsalo a tu favor para encontrar mejores estrategias. Estos son algunos excelentes puntos para empezar. Considéralos y aplícalos.

Recuerda que el propósito de los anuncios y links es enganchar y flechar a tus clientes potenciales; pero no olvides que también debes enamorarles para siempre. Sé fiel a tu marca, es decir, a la personalidad y valores de tu institución educativa, ofrece contenidos y productos de calidad, aprende a generar conversiones y finalmente, lealtad de tus alumn@s.

El fin de toda campaña de marketing educativo es atrapar y enganchar para inscribir. Esto implica un cuidadoso proceso global que sólo los mejores saben crear. ¿Te interesa? ¡Contáctanos ya!

1